Die Kuckucksuhr

El reloj cucú toma su nombre de la onomatopeya que resulta del sonido que produce al marcar las horas y las medias horas. Es el ‘canto’ de un autómata con forma de pájaro que asoma por una pequeña ventana que se abre en el frente del reloj (precisamente el pájaro ‘cucú’ o ‘cuco’). La energía para mover sus mecanismos proviene de dos pesas que cuelgan debajo y lo accionan mediante unas cadenas. Una de ellas corresponde al reloj propiamente dicho y la otra al sistema que pone en acción al pájaro con su canto.

El péndulo, como es sabido, se encarga de regular la velocidad del mecanismo del reloj. El mecanismo para producir el sonido fue inspirado en los antiguos órganos de tubo: posee dos tubos de madera que, accionados por pequeños fuelles, producen consecutivamente un sonido cada uno, representando un intervalo de tercera mayor.

Cucu blog 3
El reloj Bahnhäusle se impuso como modelo base para los relojes cucú

Si bien no se originó en la Selva Negra (no hay muchas certezas sobre su nacimiento, seguramente en el siglo XVII), el reloj cucú es característico de esa región de Alemania, donde comenzó a producirse a mediados del siglo XVIII. Allí se desarrolló una industria artesanal que lo perfeccionó y le dio su forma actual. Si bien hubieron varios modelos y estilos decorativos, a mediados del siglo XIX el reloj Bahnhäusle (con forma de casa, inspirado en las residencias de los jefes de las estaciones de tren) prácticamente forzó la desaparición de los otros debido a su éxito.

El Bahnhäusle se convirtió en el prototipo de otros modelos, que fueron incorporando en su decoración hojas de parra o roble, aves, cabezas de ciervo y objetos relacionados con la caza (estos últimos denominados Jagdstück, o pieza de caza). Las pesas del cucú también fueron objeto de diseño, siendo muy típicas las que poseen forma de piña de abeto.

Cucu blog 2
Un modelo clásico decorado con hojas de parra, un ave y las pesas con forma de piña

Actualmente se fabrican también relojes en los que se experimentan diseños contemporáneos, por ejemplo con formas geométricas y sin figuras talladas, y de diversos materiales y colores. No obstante, es entendible que los diseños clásicos sean los que mayor arraigo tienen en el gusto popular.

Cucu blog 1
El estilo Chalet tiene un sistema que mueve varias figuras. La tercera pesa acciona la caja de música que suena luego del infaltable cucú

El reloj cucú es una maravillosa síntesis de diseño, arte, trabajo artesanal y tecnología de gran originalidad, muy popular y significativo para las vidas de muchas personas que han crecido en un hogar con uno de ellos colgado en la pared. En muchos casos constituyen una fuerte evocación de la tierra de los padres o abuelos.

Actualmente ya no tienen mucho lugar en medio de la vida en pequeños departamentos y abundante tecnología digital. Ciertamente, no sólo la falta de espacio sino también el ruido de su mecanismo -que puede resultar molesto para quien no está habituado- así como el hecho de tener que estar atentos a ‘darles cuerda’ todos los días y ponerlos en hora, son cosas que han contribuido a que se vuelvan algo raro de ver.

Sin embargo, no sería mala idea rescatar alguno de ellos del olvido y verlo con otros ojos, aunque más no sea para recordar la infancia o gozar de su encanto.

Cucu blog 4
Con sus hojas de roble y motivos de caza, el estilo Jagdstück es uno de los más elaborados

Lamentablemente, al ser un producto artesanal su precio es bastante elevado, especialmente para países como Argentina, salvo que uno compre sin saber una imitación ‘made in China’ a pilas. Es posible, sin embargo, encontrar algunos relojes cucú usados en el mercado local a un precio más accesible, aunque su funcionamiento puede ser problemático debido a su antigüedad.

Para terminar, recomiendo ver este video publicitario que muestra la fabricación de estos relojes en los talleres que lo producen actualmente, algunos con una larga tradición en la región de la Selva Negra. Al ver los artesanos trabajar uno puede llegar a entender que un reloj cucú es más que un simple reloj: son las manos que lo fabricaron, su historia y lo que despierta en cada persona cuando lo mira y lo oye largamente.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s